Claves para elegir tu bicicleta eléctrica (e-bike) perfecta

Las claves para elegir tu bicicleta eléctrica (e-bike) perfecta

 

Llegamos al punto en el que nos toca decidir y no tenemos claro que bicicleta es la más recomendada para nosotros, hemos visto características de una y de otra, pero no son concluyentes porque o no estamos familiarizados con el sector o porque simplemente no sabemos que es lo mejor para nosotros.

La forma de vida actual sumada a la elevada tasa de trafico en las ciudades, posicionan a la bicicleta eléctrica como una alternativa sostenible, cómoda y económica.

Estas bicicletas son tanto para una persona que no practique ejercicio habitualmente, como para quien quiere llegar a su destino sin realizar un esfuerzo máximo y sudando, como para practicantes habituales que quieran disfrutar de rutas más extensas.

No te preocupes, aquí te vamos a despejar todas las dudas para que acabes de leer este post y lo tengas más claro. A continuación, se muestran las preguntas que debes resolver antes de empezar a buscar:

En primer lugar, debes saber el tipo asistencia de bicicleta eléctrica que quieres, en la actualidad hay dos grandes grupos:

  • Asistencia al pedaleo: Para ellas, hay una normativa que indica que la potencia máxima del motor debe de ser de 250W que disminuirá progresivamente una vez alcanzados los 25 Km/h. Si el jinete no pedalea, el motor no funciona. Estas bicis no requieren de licencia, de matriculación ni de seguro.

 

  • Acelerador de manillar: Menos comunes que las anteriores, están consideradas ciclomotores y se exigirá la documentación correspondiente. Del mismo modo que si el motor supera los 250W y los 25 Km/h.

¿Qué uso le voy a dar?

¿Eres de los que todos los fines de semana hace ruta de montaña? ¿O de carretera?

¿O eres de los que buscan comodidad para llegar al trabajo ahorrándote atascos, largos desplazamientos y subidas pronunciadas?

A este respecto, en la actualidad existen varias modalidades de bicicleta eléctrica, entre las que destacan:

  • Paseo: Para un desplazamiento dinámico y sin esfuerzos, dirigidas a proporcionar la más alta comodidad en el trayecto, gran diversidad de tipos de cuadro con el fin de ofrecer una posición erguida y un equipamiento completo.
  • Todocamino: Consideradas como una combinación de las alternativas deportivas y polivalentes. Se caracterizan por disponer de numerosas marchas para poder desplazarte sin problemas, un tamaño de ruedas de 28 pulgadas que se adaptan perfectamente a la carretera. Este tipo de bicicleta eléctrica es para los que realizan desplazamientos largos y por todo tipo de terrenos.
  • Senderismo: Las bicicletas eléctricas de senderismo, están consideradas como un nivel más a las todocamino, si buscas fiabilidad, robustez y comodidad en las rutas largas, este modelo es lo que buscas. Ofrecen una sensación en senderismo idéntica a la de una bici tradicional. El motor va integrado a la perfección en la estructura de la bicicleta.
  • Plegable: Representan una alternativa muy atractiva para el consumidor ya que, es muy fácil desplazarse con ella y guardarla en un apartamento o en una oficina al no ocupar prácticamente espacio.

Motor

Una de las partes más importantes de toda bicicleta eléctrica, junto con la batería. Se puede encontrar el motor ubicado en distintos sitios de la e-bike, como pueden ser: Rueda delantera, rueda trasera (motores de buje) y/o los que se encuentran en el eje pedalier (motores centrales).

Los motores más comunes que encontrarás serán los Brushless (motores sin escobillas), son motores capaces de realizar su tarea con un bajo o nulo desgaste del mismo y que requieren de escaso mantenimiento.

Si eres de los que no se quiere deshacer de su antigua bicicleta convencional, ¡no te preocupes, todo tiene solución! Y es que, en la actualidad ya hay multitud de kits para incorporar en tu bicicleta convencional y, de una manera muy sencilla, tan sólo tienes que fijarte en la potencia que buscas y ¡a disfrutar! MÁS INFORMACIÓN

 

El peso

Saber el tipo de material en el que están fabricadas es muy importante para saber lo que nos va a costar moverla, a parte de conocer el peso que indica el fabricante. En la actualidad, el material más común es el aluminio, pero también puedes encontrarlas desde modelos en acero a fibra de carbono.

Lo más normal es que estos modelos pesen más que una bicicleta tradicional, pero son más rápidos y agiles.

También dependerá en el peso el tipo de bicicleta que se elija: Paseo, montaña, carretera o plegables.

Sistema de control

Con la pantalla multifunción podrás controlar de un vistazo todo lo relativo a la bicicleta como el nivel de batería, la velocidad, distancia, entre otros.

Podrás seleccionar también los modos de conducción que desees en cada momento.

El tamaño de la rueda

Otra duda que nos surge comúnmente es la selección de un tamaño de rueda acorde a nosotros o al tipo de uso que le vamos a dar.

En los tamaños de 26 pulgadas podemos decir que es el tamaño más común en las calles, es un tamaño de rueda que ayuda a ganar mas velocidad y disponen de un buen agarre.

En cuanto al tamaño de 27,5 pulgadas, aporta una estabilidad buena y una constancia elevada en la velocidad.

Con 29 pulgadas, puedes alcanzar unas velocidades superiores a los dos tamaños anteriormente vistos, en la subida requieren de menos esfuerzo y para bajadas se recomienda un ancho de rueda grueso.

Modos de asistencia

Existen diferentes modos en la actualidad y, depende del modelo y del tipo de uso de la bicicleta podemos encontrar un determinado número de modos en una bicicleta. Los modos más comunes que podemos encontrar son tres:

  • Baja ayuda: Tu haces el mayor esfuerzo, siendo función de la bicicleta aportar una pequeña ayuda y desconectarse sobre 10 km/h.
  • Media ayuda: Son las condiciones ideales del motor. Una vez alcanzada cierta velocidad fijada, la ayuda se desconectará y no consumirá energía.
  • Alta ayuda: Se encargará de todo la bicicleta por ti, como puedes imaginar, este modo es el que más consume.

 

Batería y autonomía

Aspecto fundamental a estudiar, las baterías juegan un papel fundamental, es muy importante revisar: Ciclos de carga que permite la batería, el tiempo de carga y la facilidad en su sustitución.

En cuanto a la autonomía, un factor directo que influirá en ella, será el peso del ciclista, la asistencia de pedaleo seleccionada y el tipo de terreno recorrido. En términos generales, suelen alcanzar una distancia entre 25 Km (A plena asistencia) y 100 Km (con poca ayuda).

 

¿Qué factores pueden afectar a la autonomía de una e-bike?

Esta pregunta es de las más repetidas en la cabeza de uno mismo antes de comprarse una e-bike, y es que los motivos pueden ser muy diversos:

 

  • El peso del ciclista.
  • La presión de los neumáticos.
  • El modo de asistencia seleccionado.
  • Factores climatológicos (viento)
  • La pendiente del trayecto.
  • Todos estos factores afectan directamente al nivel de autonomía de la batería y, es conveniente tenerlos en cuenta.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta